Alimentando el diccionario de palabros 2.0

App, @replay, tuit y retuit son algunos de los palabros 2.0 que ya he incorporado en el diccionario. Con la desinteresada ayuda de Territorio creativo, Betes i clicks y Puro marketing, además de la cosecha propia. También he puesto todas las letras, para que se note que controlo el abecedario y que habrá palabros para todas ellas. Aunque poco a poco.

Estaba incumpliendo ya todas las reglas del buen bloguero (ha llovido y ha hecho mucho calor desde la última entrada a este blog), así que, por lo menos, hemos incorporado algo de contenido vía diccionario.

Sigo trabajando en ello. La próxima entrada tiene los días contados. Y más cosas que contar.

Publicado en Gateos y primeros pasos 2.0 | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Los contenidos ¿están enfermos?

Cada vez que oigo/leo expresiones como «curación de contenidos» o «curador de contenidos» se me abren las carnes. Por dos motivos principales: primero, porque si los contenidos están enfermos, tal como se ha puesto la sanidad con sus recortes lo tenemos claro. Y, segundo, porque ya está bien de utilizar, perdón, mal utilizar, expresiones en inglés que tienen una fácil y comprensible traducción a nuestra lengua madre (padre o hermana).

Quienes tenemos el privilegio, o la mala fortuna, de hablar varios idiomas, tenemos un problema añadido. Entiendo, por ejemplo, que para los que hablan inglés y, además, castellano y catalán, con esto de «content curator» tienen un comprensible problema. Porque en los tres idiomas nos aparece  «cura», aunque con significados ligeramente diferentes. Si en inglés «curator» sería conservador o mediador; en castellano encontraríamos la expresión «tener cura», en el sentido de «posibilidad de curarse»; y en catalán «tenir cura» nos acercaría un poco más al inglés porque hace referencia a «prestar atención, en el sentido de velar por el bien y el buen estado de algo o de alguien».

Si juntamos el «curator» con el «content», como es el caso que nos ha llevado a esta reflexión, estaríamos delante de alguien «encargado del contenido» y, en un sentido más amplio, de alguien que vela por la corrección y la calidad de ese contenido. Algo que en términos periodísticos resulta muy familiar porque en cualquier medio escrito que se precie existe esa función de «content curator», que suelen llevar a cabo los redactores jefes (o similar) de turno, cuando revisan todos los textos de su sección antes de que se publiquen, «velando porque estén correctamente escritos, tanto en su forma como en su fondo».

Perdonadme si os ha parecido una lección de periodismo barato (no era la pretensión), por demasiado viejo o sabido, pero es que cada vez que leo/oigo «curador de contenidos», de verdad que algo se me revela por dentro. ¿Por qué no decimos, sencillamente, «editor de contenidos» y nos dejamos de anglicismos innecesarios? Y, de paso, ¿por qué no hacemos un esfuerzo por «nacionalizar» (ahora que está tan tristemente de moda)  «community manager» antes de que, de tanto usarla, gastemos la expresión y la figura a la que representa? En catalán, creo que con bastante acierto, se usa la traducción «gestor de comunitats», que también parece adecuada en su versión castellana como «gestor de comunidades». ¿Tan difícil es de utilizar? ¿O es que se devalúa con la traducción como las monedas con el cambio?

Publicado en Gateos y primeros pasos 2.0 | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Euforia en tiempos adversos

Siempre he oído decir que los tiempos adversos favorecen el ingenio creativo y que la bonanza aletarga. No hace falta que os diga que estamos en los primeros (tiempos adversos). Personalmente, de lleno (tiempos adversos). Por eso me estoy viniendo arriba (ingenio creativo). Lo intento.

Mientras he ido exhibiendo mis torpezas en el día a día de este blog, siguiendo un tuit de @JoseanVera descubrí unos cursos online de Fundación Guadalux. Visto y no visto me puse manos a la obra. No les echéis la culpa por la torpeza de la alumna. Pero voy tan lanzada que ya me atrevo a estrenar etapa: gateos y primeros pasos 2.0

Entretanto, las ideas me atormentan (algo así como un brainstorming interior, pero ya veis que no me gusta mezclar los idiomas). Aprovecho para adelantaros que tengo un montón de palabros preparados pendientes de edición, pero la creatividad no siempre va ligada con el trabajo. Vaya, que si estoy pensando me cuesta más poner orden entre tanto caos palabreril.

Volviendo a las ideas (¡qué manera de irse por las ramas!), algunas, cobrarán vida en este mismo blog. Y otras nacerán en paralelo, pero os aseguro que el embarazo va bastante adelantado y en cualquier momento rompo aguas.

Había prometido ir comentando los avances blogeros para intentar ayudar a que otros no tropezaran en mis mismas piedras, pero todavía no me siento tan fuerte en este terreno. Claro que, si quieres preguntarme algo, intentaré responderte lo mejor que sepa.

¿Te animas? Los torpes unidos, jamás seremos vencidos.

Publicado en Gateos y primeros pasos 2.0 | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Medir y valorar: ¿todo por la audiencia?

Medir. Medir. Y medir. Cierto que objetivos y resultados deberían coincidir, y de alguna manera hay que cuantificarlo. Y que si hablamos de comunicación, en esencia, queremos decir algo que llegue a alguien. A la audiencia.

Entonces, aparecen los medidores de audiencia. Y el todo por el share se carga un montón de iniciativas (televisivas, editoriales, radiofónicas…), algunas, incluso, con contenidos de calidad.

Tras mi reciente aterrizaje en las redes sociales, y mientras sigo peleándome con las formas e intentando que este blog tenga el aspecto que he proyectado (menús, submenús, barras laterales, etiquetas -aquí ando algo encallada, se cuáles quiero poner pero por alguna extraña razón, o sea, mi torpeza, no aparecen), entre la vorágine de información que me rodea me asalta la sensación de que, una vez más, lo que interesa es medir.

Hablar de Community Manager o de Social Media Manager va casi automáticamente seguido por una lista interminable (con la selección del top ten de turno) de herramientas para medir en las distintas plataformas de las redes sociales. Medir seguidores, visitantes, clics, tweets, retweets…

Medir, medir y medir. Pero se habla poco de valorar. Valorar la calidad y el interés del contenido. Y aquí me pregunto, llamadme rara si queréis, ¿tiene algún valor, por ejemplo, que el vídeo con un bebé riendo, una vieja cayéndose, o todo lo que queráis añadir, sea visto por miles de personas? ¿Nos aporta algo?

Supongo que hay marcas para borregos –dicho desde el respeto, es para entendernos- que van todos a una, en manada, sin entrar en consideraciones de hacia dónde se dirigen (sigo con el símil de los borregos), si es que se dirigen a algún sitio. Pero quiero suponer que también hay marcas que van a un determinado público, eso que los de marketing llaman target (¡en inglés tiene más fuerza!), con unas características, gustos e intereses concretos. Y con criterio propio para decidir a dónde quieren ir y cómo quieren llegar.

¿Tú qué prefieres: muchos y que pasen de largo, o pocos y que se queden?

Publicado en Nacimiento 2.0 | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Tanto y tan rápido

Cada día que pasa descubro un nuevo montón de cosas que tengo que aprender. Son tantas y proliferan con tanta rapidez que asusta no poder absorberlas. No es que quiera quedarme con todo. Es que hay muchas cosas interesantes, útiles, prácticas, didácticas… vaya, mucho contenido circulando por ahí y que, además, es totalmente compartible.

Con ese espíritu de compartir, os dejo uno de tantos hallazgos de interés, que viene muy bien aquí en esta fase de incipiente nacimiento: Crear un blog en pocos pasos, de Beatriz Pariente. En breve, añadiré algunos comentarios al respecto, a medida que vaya implementando elementos en este blog. De momento, aunque está muy bien explicado, no me está resultando tan fácil como esperaba o, sin duda, es que soy más torpe de lo que cabría esperar (ahora viene cuando algún amigo caritativo te recuerda aquello de que la edad no perdona). (2 de mayo. Me he lanzado con mi propia página: Cómo crear un blog y no frustrarte en el intento).

El problema de estas cosas es que das tantas vueltas para conseguir lo que buscas que, cuando lo logras, ya no te acuerdas cómo lo has hecho (este es mi caso) y así resulta más difícil poder explicarlo para que otros no tropiecen en las mismas piedras. Pero pondré el máximo empeño en ello.

Publicado en Nacimiento 2.0 | Etiquetado , | Deja un comentario

Entre diseños y palabros

Me gustaría que este blog tuviera una imagen clara, sencilla y fácil de visionar.

Me gustaría que este blog tuviera contenidos interesantes y útiles.

Me gustaría que mis dificultades ahorraran pasos a otros…

Pero, de momento, blog 1 – isabel 0.

El diseño todavía no sé personalizarlo como yo quiero. No puedo. Me piden dinero (generalmente dólares). O encuentro un montón de enlaces con plantillas gratis que voy a tener que seguir visionando.

Luego están los «palabros» (una es de la época del Lingo en la 2 de tve). Themes, widgets, tags y otros flisflis, que no basta con traducir -eso es fácil y hay herramientas útiles en red, por ejemplo www.wordreference.com– sino que hay que interpretar aplicadas a lo que estás intentando hacer. Y eso es otro cantar.

De momento tengo claro que mis sufrimientos no van a quedar en vano. Voy a poner en marcha un particular diccionario de «palabros» para ir ahorrando tiempo. De paso, si conseguimos convertirlos en «palabras» que entendamos todos, mucho mejor.

Resistiré. Y en breve empezaré ya a gatear.

Publicado en Nacimiento 2.0 | Etiquetado , , , | Deja un comentario

He nacido. ¡Ufff qué susto!

Sí puedes leer esto es que ya he dado un primer paso con éxito. Y esto es solo el principio.

Nací con la radio puesta, crecí con la televisión, me encanta pasar hojas: de un periódico, una revista, un libro… Cambié la Olivetti por un Spectrum, el teletipo por el fax, luego llegó Internet. Y he sobrevivido hasta ahora.

Así que las redes sociales no van a poder conmigo. Es más, se van a convertir en mi herramienta. Porque, ¿eso son, no?. Una herramienta. Un canal. Uno más de los canales de difusión que tenemos a nuestro alcance. Rápido, rapidísimo. Interactivo, interactivísimo. Pero un canal.

Por tanto, habrá que ponerle contenidos. Y de eso sí que tengo alguna idea. De momento, iré añadiendo pequeñas cosillas de mi cosecha, para contaros, por si os resulta útil, cómo me va esto de enredarme.

Me estoy lanzando en todos los frentes: LinkedIn, Twitter, Facebook… Estoy haciendo de mi propio conejillo de indias. De mi propio becario. Pero aprendo rápido. Por tanto, espero que, en breve, los contenidos sean vuestros. Y yo me limite a hacer lo que mejor sé, comunicarlos, contarlos… en las redes sociales, o en el canal que sea más idóneo.

Publicado en Nacimiento 2.0 | Etiquetado , | Deja un comentario