Turno de facebook

Facebook. Feisbuc. Fisbu. ¡Cuánto daño te han hecho algunas personas! ¡Y qué grande te han hecho otras! Es el momento del balance y la culpa de todo la tiene facebook. Me refiero a la culpa de que yo anduviera vagando por el 1.0, sin querer asomarme, ni por recomendación, al 2.0.

Me ha costado mucho borrarme de la cabeza -de hecho, no lo he conseguido del todo- la imagen de algunas personas hablando del feisbuc aquí y allá, cual patio de colegio, en el sentido más peyorativo de la expresión. Y eso hace daño. ¿Cómo solucioné el trauma? Con la siguiente fórmula: paro + curso de marketing personal + amigos machacones + vídeo de entrevista a Genis Roca en TV3. ¡Mano de santo!

«No hagas en las redes sociales lo que no harías en la calle». Algo así es lo que viene a decir Genis Roca a la hora de abordar la protección de nuestros datos. ¡Tan simple! ¡Tan contundente! Así que, manos a la obra. Todos los contenidos que incorporo a facebook son públicos, con una pequeña parcela de ámbito restringido pero que no desembocaría en ninguna guerra del mundo mundial si fuera público. Es más, he decidido convertirlo en un pequeño escaparate de mi andadura por esa profesión periodística que, muy a pesar de ella, sigo amando.

Muy lentamente, pero estoy en ello. Ciertamente, me gusta más observar que mostrar (estoy haciendo cursillo acelerado de medios sociales), aprender que enseñar (¡y no doy abasto!)… Y me gusta más escribir que otras muchas cosas.

¿Cómo veo ahora facebook? Como en la bolsa, tambaleándose, ahora sube, ahora baja. Ahora te quieren y te juran amor eterno. Ahora te entierran y escriben tu epitafio. Que es un escaparate es indudable. Un escaparate inmenso y solo con los límites que uno le quiera poner y los que el propio facebook establece. Hoy por hoy, hay que estar. Al menos los que nos dedicamos a la comunicación (desde el lado que sea: los que tienen algo que comunicar, los que lo comunican…). Cuidando bien la imagen que proyectamos. Siempre impecables en espíritu, como si estuviéramos a punto de pisar la alfombra roja (aquí no seáis muy crueles conmigo si os vais a visitar mi facebook, porque ya sé que tengo que cambiar la foto del perfil, que con esa de carné queda pelín chapucero, pero no encuentro el momento). Siendo nosotros mismos. Así no hay trampa ni cartón.

Dudo, luego existo

Aficionada como soy a las dudas existenciales, igual que se habla del tráfico de followers«, imagino que también debe haber tráfico de «me gustas». ¿Cómo, si no, se explica que en España haya más de 15 millones de usuarios de facebook? ¿Usuarios o cuentas? ¿Cuántas cuentas inactivas hay? ¿Cuántos usuarios fantasma hay? No tengo ni idea, vaya, no tengo datos estadísticos contrastados, pero en estos poco más de 100 días que llevo asomando la nariz por facebook ya he encontrado un montón de ejemplos de cuentas que, quizá, se crearon con el propósito de dar/cobrar servicio a alguien (pequeña empresa, negocio local…) y hoy son poco más que una plantilla a medio rellenar y un nombre que no puedes registrar.

De todos modos, a pesar de lo que pueda parecer, facebook «me gusta» cada día más. Pero esa es otra historia que te contaré en breve.

Acerca de Isabel L. Paz

¡Crac! ¡Clinc! ¡Cotoclonc! Así estoy yo. Recomponiéndome. Antes de que se acabe todo esto y me pille fuera. ¡Arriba el papel... la radio, la tele...! Pero yo me voy a convertir en periodista/ comunicadora 2.0 y pico. Estoy en ello. Todo el día enredando en las redes y conversando por cuenta ajena.
Esta entrada fue publicada en Gateos y primeros pasos 2.0 y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s